Café de Chiapas SA-PILKAJPÉ

SA-PILKAJPÉ

Aun no clareaban los primeros rayos del sol y ya se sentía en el ambiente el inconfundible olor del café recién tostado y molido que, como todos los días, ya se preparaba de manera tradicional en el hogar de la Familia Meza Guzmán.

Poco después de terminar su cafecito, se dirigieron a la finca en donde ya esperaban ser cosechados los frutos de tan noble labor.

Después del minucioso corte, el fruto fue seleccionado por flotación para garantizar que solo los mejores granos estarían esperando a ser parte de tu café matutino. 48 horas después, aun en cereza, se extendió en camas africanas para ser secado al sol con control de movimiento cada tres horas para evitar formación de moho.

Pasarían 30 días mas para garantizar su punto exacto de humedad y posteriormente ser trillado para luego hacer un largo viaje hasta nuestros tostadores, donde lo tostamos con el perfil ideal, siempre en lotes pequeños y controlados pues nuestra garantía para ti es que recibirás un café recién tostado y si lo prefieres, molido poco antes de ser envasado y enviado a tu hogar.

SA-PILKAJPÉ es como se nombra en tzotzil (lengua maya) al café lavado. De esta manera conectamos directamente con los pueblos de la etnia tzotzil, principalmente en los Altos de Chiapas, México.

Conectamos con olores, sabores, colores, texturas, cultura, historias y un sinfín de recuerdos que cada mañana bebemos a través de una taza de este café.

Te lo mereces, redescubre al café y llévate el tuyo.